Los profesores bien valorados por sus alumnos
15 d Junio, 2017

Por León Trahtemberg

 

Un estudio muestral mexicano sobre la valoración que hacen alumnos de secundaria sobre lo que consideran sus profesores exitosos da luces sobre el denominado “perfil del buen docente” que vale la pena que tomen en cuenta los profesores que tienen afán de superación y que reflexionan sobre el impacto que ellos tienen sobre sus alumnos.

 

Algunos hallazgos reiteran lo hallado en estudios similares, como la valoración del dominio de la disciplina a enseñar y la capacidad de organizar bien su clase. Pero aparecen otros que aluden a aspectos actitudinales que tienen que ver con la empatía, tolerancia, respeto y entusiasmo por el trabajo que se enfocan más en el vínculo de los profesores con los alumnos. A los estudiantes les gusta sentirse conocidos, queridos, acogidos, entendidos, y los profesores que lo hacen son vistos con mucha simpatía. De paso, ello derriba las resistencias a trabajar en el aula y más bien se convierte en una motivación favorable hacia el aprendizaje. (Representaciones sociales de estudiantes de secundaria sobre docentes exitosos; Inés Lozano-Andrade,  Universidad de Guadalajara, México, Revista de Educación y Desarrollo, 39. Octubre-diciembre de 2016  http://www.cucs.udg.mx/revistas/edu_desarrollo/anteriores/39/39_Lozano.pdf).

 

La pregunta que se hacen los analistas que detectan estas cosas es por qué esto no está presente en la mente de los profesores y más aún en la cultura institucional, tan obsesionada por el aprendizaje expresado en exámenes y notas. Al parecer una razón poderosa es el enfoque de la formación inicial y continua de los docentes que usualmente se centra en la enseñanza de las áreas curriculares o incluso metodologías pero en abstracto, sin considerar el clima del aula y los vínculos de los profesores con los alumnos que hacen posible los logros del aprendizaje. Eso tampoco está presente  en los discursos de los funcionarios y autoridades que suelen aludir a los resultados de los exámenes y los rankings nacionales o internacionales, más que al clima institucional y la valoración de la vida afectiva de los alumnos, de modo que eso está ausente de las expectativas que los padres y directores tienen respecto al buen docente, y por lo tanto no es sentido por el docente como un reto a atender.

 

El Maestro Que quiere Dejar Huella tiene aquí una ruta valorada para su relación con los alumnos.

Etiquetas

docentes Leon Trahtemberg Maestro que deja huella MQDH

Términos y condiciones

1. Acepta que ha leído y aceptado todas y cada una de las disposiciones contenidas en las bases del concurso "El maestro que deja huella" de la presente edición, cuyas cláusulas se encuentran a su disposición en www.maestroquedejahuella.com.pe

2. Es registrado como Maestro Postulante del concurso "El maestro que deja huella" de la presente edición, con la iniciativa registrada por Usted en el Formulario de Inscripción, el mismo que ingresará a la base de datos de Interbank para los fines del mencionado concurso.

3. Declara que su participación es libre y voluntaria y que no ha sido condicionado a la contratación de algún producto o servicio financiero con Interbank para su participación.

4. Los presentes Términos y Condiciones se rigen por la ley peruana y cualquier discrepancia que se pueda presentar con relación a la validez, aplicación o interpretación de los mismos, será resuelta en los tribunales del Cercado de Lima.