Inscríbete

Mejoremos las condiciones económicas de las familias para acceder a la educación

I.E Víctor Andrés Belaunde
Amazonas | Ganador de la edición 2009

El maestro Ítalo Montenegro de la I.E Victor Andrés Belaunde fue nombrado Maestro que deja huella en el 2009 gracias a su iniciativa “Cooperativa de café y cacao para exportación”.

Ítalo es originario de Bagua, estudió educación en el Instituto Pedagógico de Bagua y desarrolla su carrera en el colegio mixto I.E. Secundaria Víctor Andrés Belaúnde, en El Palto, Amazonas. Es asesor de una cooperativa en la cual capacita a los campesinos productores de café en la administración de sus fincas y en las actividades de exportación cafetalera.

En su desempeño como docente en las áreas de Matemática y Educación para el Trabajo, logra identificar una importante problemática que afectaba a todo el poblado: deserción estudiantil, sobre todo de las mujeres.

Los padres no consideraban importante los estudios, teniendo en cuenta las largas distancias que ellos recorrían a diario para llegar al colegio desde sus casas. Además, de la cantidad de trabajo que había en el campo y en el hogar. Por ello, nace la iniciativa que visibiliza la labor de la escuela dándole sentido y conectándola directamente con la actividad productiva local: el café.

Iniciativa

Para combatir el ausentismo, Ítalo organizó a los padres de familia y formó una cooperativa productora de café orgánico. Gracias a ello, inició una revolución productiva en su escuela enseñando a padres y alumnos a elaborar este producto y a colocarlo en mercados internacionales.

Ítalo reunió a los padres de familia, a los profesores y a los estudiantes para plantearles articular las materias alrededor de la producción de café, una producción de calidad para mejorar las ventas y, con ello, las condiciones de vida. El planteamiento del problema fue que, si bien en la zona había un buen café, era difícil arriesgarse a una producción mayor porque no tenían un buen acceso al mercado.

Por otro lado, si había que producir grandes volúmenes, lo cual no ocurría porque carecían de los conocimientos apropiados, era muy costoso contratar a un ingeniero sin el apoyo del Ministerio de Agricultura.

Entonces, propuso organizar una cooperativa en la que los mismos productores transportaran el producto hasta Jaén o Chiclayo, en conjunto; mejorando así el poder de negociación. Esto sería liderado por los mismos estudiantes, tanto en producción como en gestión, enlazando la actividad con el aprendizaje que necesitaban.

Muchos padres de familia y docentes decidieron participar, así que se modificó el currículo, adaptándolo a la realidad de los estudiantes. Incorporó la parte productiva a los cursos; junto con los demás maestros, incluyó contenidos relativos al cultivo del café y al negocio de exportación para hacerlos atractivos a los estudiantes y a sus padres. Introdujo el conocimiento del inglés, disciplina no prevista en el currículo, pero que se revelaría de utilidad en el futuro, para los contactos con el extranjero.

Su primera venta y su ingreso al mercado de productos orgánico o de comercio justo fue el primer escalón que logró subir esta innovación. Iniciaron con 12 a 20 sacos por hectárea; y pasaron a producir de 70 a 100 sacos por hectárea. Además, de las 8 familias que iniciaron la iniciativa, ahora hay más de 400 y se ha expandido a otras zonas. De esta manera, logró sacar adelante al pequeño centro poblado del Palto en Utcubamba.

Galería de fotos

Conoce más

Cusco
2008
Rubén Justo Centeno Carrasco
San Martín
2017
Julio Walter Chávez Oyarce IE N° 0589 - Gerardo Pinedo Vela
Ancash
2016
Gustavo Nemecio Valencia Tello